EL PLAN DE NEGOCIO EN HOSTELERÍA

PARTE III: CÓMO ELABORARLO

En la última parte de esta serie dedicada a la elaboración de un plan de negocio en hostelería vamos a hablar sobre como elaborarlo.

En artículos anteriores hemos hablado sobre qué es y para qué sirve así como a quien va dirigido este tipo de documento. En esta ocasión vamos a desglosar la estructura general que tiene y las partes que lo componen.

Estructura de un plan de negocio

El plan de negocio es un documento que tiene una extensión de alrededor de unas 30 páginas, aunque depende de lo extensos y rigurosos que queramos llegar a ser.

Supongamos que queremos abrir un nuevo restaurante, la restructura que debe tener nuestro plan de negocio es la siguiente:

  • Estructura ideológica: es la parte inicial donde se incluyen los datos básicos sobre nuestro restaurante, nombre, razón social, valores del negocio, ventajas competitivas…
  • Estructura del entorno: donde se incluye un análisis de la competencia y el sector, en este caso hostelería, tendencias del mercado, competencia…
  • Estructura mecánica: donde se recogen las estrategias que queremos llevar a cabo en cuanto a publicidad, promoción distribución de nuestros productos, en el caso de que queramos ofrecer un servicio de comida a domicilio, por ejemplo.
  • Estructura financiera: este apartado es esencial, puesto que en el podremos analizar la viabilidad económica de nuestro proyecto, la inversión necesaria para llevarlo a cabo así como el capital necesario  que queremos atraer en caso de querer contar con financiación externa o socios que nos ayuden a abrir nuestro restaurante.
  • Recursos humanos: donde se llevará a cabo un detalle de los puestos de trabajo necesarios y que requerimientos se necesitan para ello.

Partes de un plan de negocio

Una vez clara la estructura pasamos a desarrollarla, definiendo en detalle las partes que componen este documento, que puede ser crucial a la hora de abrir nuestro restaurante ideal.

  • Resumen ejecutivo, con una extensión de entre 1 y 3 páginas definimos los datos básicos sobre nuestro negocio, nombre, dirección, categoría (bar de tapas, cafetería, restaurante, hotel, hostel…) y qué tipo de producto se servirá, por ejemplo restaurante de comida mediterránea.
  • Presentación del proyecto de restaurante: En esta parte procedemos a explicar en profundidad nuestra idea de negocio, que nos motiva a llevar a cabo este tipo de restaurante, que lo diferencia de la competencia, qué lo hace único, y qué avala este proyecto (tu experiencia en el sector por ejemplo).
  • Estudio de mercado: en este apartado estudiamos y presentamos el entorno en general que rodea a nuestro establecimiento, la ubicación, la competencia que hay en determinado lugar y cómo puede afectarnos, los clientes, qué tipo de cliente frecuenta esa zona, como podemos atraerlos, que necesidades tienen y que puede motivarlos a consumir en tu restaurante en lugar de acudir a la competencia.

Un buen método que nos proporciona suculenta información de forma muy gráfica sobre el entorno es el conocido “Análisi DAFO” en el que se ven representadas las debilidades, amenanzas, fortalezas y oportunidades que presenta el entorno.

  • Estrategia comercial y marketing: Este apartado contempla todas las acciones que van a servir a posicionar tu establecimiento y a atraer a tus clientes potenciales. Un descripción de todas las acciones y estrategias que puedes llevar a cabo con tal finalidad como pueden ser el uso de redes sociales, de la aparición en plataformas especializadas, el uso de material promocional tradicional…
  • Análisis económico y financiero: Aquí detallamos el capital necesario para llevar a cabo nuestra idea de negocio, partiendo de la inversión inicial necesaria como la amortización de la misma y los ingresos y gastos necesarios para hacer nuestro restaurante sostenible en el tiempo.
  • Normativa y requisitos legales: Para abrir un restaurante es necesario estar al día de todos los trámites administrativos y jurídicos así como licencias necesarias.

No te lo pienses más y déjanos ayudarte a sacar todo el partido a ese proyecto que llevar tanto tiempo dándole vueltas, abrir tu negocio en hostelería es un gran paso y lo mejor es hacerlo con toda la información posible al respecto.

Confía en un equipo de profesionales con larga experiencia en el sector, que están al día de las últimas tendencias y novedades del mercado dispuestos a ayudarte en todo momento.

Recommended Posts