El protocolo de compras

La importancia de establecerlo en nuestro negocio

La gestión de un restaurante o cualquier otro tipo de negocio enmarcado en el sector de hostelería acarrea numerosos tipos de funciones distintas. Uno de los pilares en la gestión de tu negocio es la gestión de compras.

Muchas empresas disponen de un departamento de comprar dedicado únicamente a la tarea de realizar, controlar y recepcionar la mercancía necesaria para desarrollar la actividad de nuestra empresa. El departamento de compras es responsable de la gestión de todas las actividades de compras, de su orden y administración. Y el jefe de compras, es quien programa, coordina y ejecuta la adquisición de materiales que la empresa necesita, atendiendo los requerimientos para obtener lo necesario en el momento justo, con la calidad y precio adecuado.

En el caso de hostelería los productos a los que nos enfrentamos son productos frescos y perecederos en numerosas ocasiones, que debemos tratar con un cuidado especial y acogiéndonos a las normativas vigente en cuanto a su manipulación.

Muchos de los restaurantes de nuestro país son pequeños negocios y no siempre tienen capacidad para afrontar un departamento de compras como tal, pero es importante designar a una persona responsable de esta tarea, ya que si esta función no está bien controlada y gestionada, puede generar grandes pérdidas en nuestro negocio.

Establecer un protocolo de gestión de comprar nos va a ayudar a estandarizar esta función y nos va a facilitar su control, algo que luego veremos reflejado en nuestras facturas a final de mes.

Es importante tener un control del stock que tenemos en nuestro restaurante no solo en ocasiones puntuales en las que tengamos alguna celebración, sino en nuestro día a día. Saber cuál es el máximo y mínimo de producto que necesitamos (esos productos que no nos pueden faltar) y tener una previsión de necesidades. La elaboración de una ficha de stock nos puede facilitar mucho esta tarea si no disponemos de un programa que lo haga de forma más automática.

Saber elegir los proveedores, comparar precios, cantidades y calidades es otra de las tareas que nos ayudarán a rentabilizar nuestras compras, así como establecer un control de mercancías, es decir, establecer una persona responsable de revisar los pedidos y las entregas de producto, contrastando la cantidad y marcas pedidas con el producto recibido. De este modo evitaremos fallos en las calidades o fugas de producto que finalmente acabarán afectado a nuestra cuenta de resultados.

En CitriConsultores podemos ayudarte a establecer un protocolo de compras que te ayude a rentabilizar tus comprar y a evitar que tus facturas se disparen. Nuestra larga experiencia en restauración nos avala para aconsejarte y guiarte a la hora de gestionar tu negocio de hostelería.

Recommended Posts