Cómo aumentar los beneficios en mi negocio de hostelería y restauración

A todos los empresarios les encantaría tener la fórmula secreta para conseguir un incremento constante en los beneficios. A pesar de que no hay dos negocios de hostelería iguales, hay ciertos aspectos relacionados con la rentabilidad del negocio que pueden considerarse comunes. En este artículo haremos un repaso sobre las técnicas o medidas que pueden influir en los resultados positivos de un local de hostelería.

¿Sigue siendo rentable un negocio de hostelería?

En nuestro país los negocios de hostelería siempre han sido una de las opciones más valoradas a la hora de emprender. En el último estudio realizado, los datos arrojaban que en España hay un bar por cada 175 habitantes. En otras palabras, en el territorio español hay más negocios de hostelería que en todos los Estados Unidos.

Aunque veamos que es un sector bastante copado, nos encontramos ante un nicho que sigue siendo rentable. Durante la crisis se ha resentido un poco, pero se ha recuperado con fuerza ya que se han abierto más negocios de hostelería de los que habían cerrado. Se trata de conseguir diferenciarse de la competencia a través de un proyecto hostelero que aporte valor a los clientes.

Hay que resaltar que, si buscas una fuente de ingresos, una opción es optar por montar un negocio de hostelería como emprendedor. Esto puede darte muchos dolores de cabeza si no cuentas con cierta experiencia ya que son varios los aspectos que hay que saber gestionar para conseguir beneficios. Otra alternativa para introducirte en el mundo hostelero es que cuentes con el asesoramiento de una empresa especializada en marketing de restaurantes o en negocios hosteleros para facilitar la nueva andadura.

Dependiendo del tipo de negocio de hostelería del que se trate, vamos a encontrar diferentes márgenes de beneficio o de tasas de retorno de la inversión.

negocio hostelería

Abrir un negocio de hostelería sigue siendo una de las opciones más rentables, siempre que la gestión sea la correcta, evidentemente. Los márgenes de beneficio se pueden ampliar continuamente, ya se trate de un negocio de hostelería de nueva apertura o de uno ya rodado:

  • Obtener rentabilidad en un negocio de hostelería de nueva apertura

Cuando se tiene un proyecto para la apertura de un negocio de hostelería, se deben seguir unas directrices enfocadas a conseguir rentabilidad. Lo primero que se debe realizar es un estudio de mercado que analice distintas variables como la inversión necesaria, la competencia o el target al que dirigirse. Estas variables son las que van a influir en el devenir de un negocio.

Determinando el tipo de negocio que queremos montar, se definirá también el público objetivo al que nos vamos a dirigir. Sin embargo, el tipo de negocio también puede estar determinado por la localización del mismo. Por ejemplo, si tenemos un local en propiedad en una zona de barrio con un nivel de vida medio, montar un restaurante de gama alta no proporcionaría las ganancias esperadas. Sí que es verdad que, si se trabaja bien, la clientela se moverá allá donde estés, pero pueden ser unos inicios duros.

  • Obtener rentabilidad en un negocio de hostelería veterano

Los negocios de hostelería deben labrarse una buena reputación para ser estables en el largo plazo en materia de viabilidad económica. A pesar de tener clientela de un modo continuo, puede que los márgenes de beneficio estén muy ajustados. Si este es el caso, se pueden aplicar algunas de las medidas que comentamos en el apartado siguiente.

Siempre hay que tener en mente que una mala situación económica del negocio de hostelería se puede revertir. No importa que sea un local con años a sus espaldas.

Técnicas o medidas para incrementar beneficios en tu negocio de hostelería

Control de los gastos del negocio

El primer modo de incrementar los beneficios es controlando los gastos existentes. Parece muy evidente, pero es muy común que en muchos negocios de hostelería esto sea una fuente de problemas y pérdidas. También suele asociarse el ahorro de costes a la pérdida de calidad del producto o del bienestar de la plantilla. No tiene que ser así, se puede ahorrar sin que estos aspectos se vean afectados.

Los trucos más destacables para atajar los gastos son:

  • Materias primas: los alimentos frescos son una partida muy importante dentro de los gastos. Si reduces la carta y te decantas por alimentos propios de cada temporada rebajarás costes y, además de ofrecer cambios en la carta cada cierto tiempo, la calidad de los platos será mayor.
  • Factura energética: para conseguir bajar los consumos energéticos de los negocios de hostelería, decántate por opciones más rentables como utilizar sistemas de iluminación de bajo coste, equipamientos de clase A, aparatos de gas o pequeñas placas solares. Estos simples gestos ya son suficientes para mejorar la eficiencia energética del conjunto del local. A pesar de que adoptar este tipo de medidas puede requerir una inversión costosa, se acabará amortizando en un espacio de tiempo no muy largo.
  • Control de mermas: tener desperdicios de productos conlleva tener que asumir pérdidas. Conseguir el objetivo de cero desperdicios es fácil si llevas un exhaustivo control de existencias. Se trata de revisar cada cierto tiempo las cámaras frigoríficas para corroborar lo que se tiene o a lo que hay que dar salida. También es importante determinar las cantidades de las raciones para calcular el volumen de compra necesario sin despilfarrar género.

negocio hostelería

Establecer un plan de upselling

Mediante este plan se intenta conseguir que los clientes hagan un mayor desembolso en el local. Esto se logra sugiriéndoles nuevos platos o intentando que realicen comandas que impliquen un mayor valor para el negocio de hostelería.

Para llevar a cabo el upselling, la comunicación en el negocio debe fluir a la perfección en todas las direcciones. El personal que tiene trato directo con los clientes debe ser conocedor de las sugerencias que, a la dirección del local, le interesa ofrecer. También te deben dar feedback de la reacción de los clientes ante las sugerencias, de este modo, serás consciente de la acogida que tiene esta estrategia.

La aplicación de un plan de upselling debe ser muy cuidadosa para evitar que los clientes huyan o se sientan presionados. Se trata de hacer una venta sugestiva sin resultar intrusivo.

Necesidad de adaptarse a las nuevas tendencias

Para conseguir la rentabilidad del negocio de hostelería hace falta situarse a la vanguardia de las modas. Ser conocedor de las tendencias que se están asentando es un plus para el local. En los últimos tiempos, la gente tiene una preocupación mayor por los hábitos alimenticios saludables, por lo que, un menú con propuestas de las denominadas sanas, hará que se tengan mayores beneficios.

Hoy en día los clientes muestran una mayor fidelización hacia el producto y no hacia el establecimiento como antaño. Esto ha aupado a negocios de hostelería que apuestan por una oferta determinada encaminada a satisfacer los gustos más exigentes. Es el caso de los bares o restaurantes que solo sirven cervezas artesanales o los que cuentan con una carta de ginebras muy extensa y variada.

Manejar conceptos como el ‘brunch’ o el ‘afterwork’ dentro del negocio de hostelería es una fuente de ingresos muy jugosa. Ahora que estos términos están completamente asentados en la sociedad, conviene contemplarlos como una opción a explotar.

Análisis del patrón de consumo del cliente

Todo negocio de hostelería debe revisar cada cierto tiempo sus datos de facturación por productos. Los TPV son fuentes de información muy valiosa que podrás usar para optimizar la actividad productiva e incrementar los beneficios.

Desgranando esta información podrás conocer cuáles son los platos que menos triunfan de la carta. Es el momento de introducirles alguna modificación para que resulten más atractivos y que los clientes los consuman más o, directamente, reemplazarlos por otros.

Los datos sobre el consumo de bebidas no son menos importantes. En un negocio de hostelería no conviene tener producto parado, lo ideal es que el volumen de los aprovisionamientos sea acorde a la salida que tengan las bebidas. En este sentido, es importante no caer en las jugosas ofertas que muchas veces hacen los comerciales a los negocios de hostelería. Si compras diez barriles de cerveza te regalo dos más. Si el consumo de tu local es de 5 barriles, ¿te interesa tener siete parados?

negocio de hostelería

Presencia digital del negocio de hostelería

Estar presente en el ámbito digital es muy relevante hoy en día. No se trata solo de tener una página web, también contar con perfiles en las redes sociales o estar incluidos en directorios del sector. En este sentido, Internet es otro canal de ventas que hay que potenciar.

La gente acude mucho a Internet para conocer las valoraciones y críticas de otros usuarios sobre los negocios de hostelería. Contar con buena reputación en el mundo online es un modo de incrementar la rentabilidad. En caso de enfrentarte a alguna crítica fuerte, manéjala con tranquilidad, un paso en falso puede terminar en un caos.

En las redes sociales se debe proyectar una imagen sólida ligada a los valores propios del negocio. En estos perfiles conviene ser activo, dar a conocer las novedades del local, incitar a la audiencia a que visiten el local y lanzar promociones o concursos para los seguidores.

Acudir a una consultoría de hostelería

Acudir a profesionales expertos del sector es una de las medidas más fiables para aumentar los beneficios de los negocios de hostelería. Contando con los servicios de una consultoría de hostelería, el propietario se sentirá acompañado y orientado en todo momento.

Después de analizar cada caso en concreto e identificar los problemas por los cuales el negocio de hostelería no está teniendo buenos resultados, los asesores aportan soluciones para enderezar el rumbo del local. Se encargan de apuntalar las debilidades del negocio de hostelería para conseguir un crecimiento sólido y con continuidad en el tiempo. Su tarea no acaba ahí, se encargan también del control y la supervisión de las medidas implantadas.

Los consultores aportan su experiencia y conocimientos para conseguir los mejores resultados de explotación. Además de ocuparse de la rentabilidad del mismo, también simplifican trámites, rediseñan la oferta gastronómica o introducen mejoras que repercuten en los beneficios del negocio de hostelería. Cualquier aspecto del funcionamiento del local lo cubren los consultores para conseguir un crecimiento de forma estable y segura.

Puedes informarte sin compromiso en Citric Consultores. Estaremos encantados de ayudarte a crecer en tu negocio de hostelería.

Recent Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

*