Pasos para montar un restaurante exitoso y no morir en el intento

Si estás valorando montar un restaurante no te apresures en la toma de decisiones. Con una buena planificación podrás evitar cometer errores por las prisas o encontrar sorpresas futuras. A menudo se escucha que los negocios de hostelería son una apuesta segura, la verdad dista mucho de esto. Hay que dedicarle tiempo y seguir ciertos pasos para conseguir unos resultados exitosos al montar un restaurante.

Etapas del proceso para montar un restaurante

Para empezar con buen pie en el sector de la hostelería y afianzar el proyecto de montar un restaurante es importante trazar un plan de negocio. A pesar de incluir ciertos aspectos técnicos que puedan requerir la ayuda de profesionales de la consultoría de hostelería, también puedes elaborar el plan de negocio para un restaurante tú mismo.

Al hacer un plan de negocio, se obtendrá una visión mucho más clara de lo que conlleva el abrir un restaurante, es muy útil para identificar las debilidades y fortalezas del proyecto, valorar las distintas alternativas o identificar amenazas.

Estudio de mercado para montar un restaurante

Lo primero es pararse a pensar. Puede que tengas muchas ideas en la cabeza y que ya estés más que decidido a montar un restaurante, pero lo que aquí buscamos es abrir un restaurante de éxito, por lo que es necesario analizar las ideas que manejas para evitar fracasos innecesarios.

Elaborando un completo estudio de mercado podrás valorar la viabilidad del proyecto de montar un restaurante. Se trata de analizar las características del sector, las tendencias que se llevan en ese momento, los gustos de los consumidores, el nivel de competencia de la ciudad y, como no, el aspecto económico. Si se requiere realizar una gran inversión para abrir un restaurante, puede que la rentabilidad del restaurante se vea afectada, al menos en el corto plazo.

Conocer a la competencia a la que nos enfrentamos es vital. Una muy buena idea antes de abrir un restaurante es pasarse por las instalaciones de los competidores, conocer los platos de su carta, comprobar su atención a la cliente, navegar pos sus páginas web… Así podrás establecer una valoración de quién te puede dañar más como competidor o conocer qué debes imitar o qué evitar.

montar un restaurante

También es importante poder definir el perfil del cliente objetivo, qué tipo de consumidor será al que se dirija el negocio. Esto sirve para definir estrategias para impactar a ese público objetivo. No implica lo mismo un comensal que se decanta por productos gourmet que otro que prefiere comida rápida.

En realidad, son una serie de consideraciones que son esenciales para montar cualquier tipo de negocio. Lo ideal es montar un restaurante que tenga demanda, pero que, a su vez, no esté del todo satisfecha por la competencia, dejándonos espacio a nosotros en el nicho. Si estamos pensando en montar un restaurante tipo asador en la ciudad y ya hay 13, quizás nos veamos un poco ahogados. Sin embargo, si nos decantamos por montar un restaurante vegetariano viendo que es una tendencia en alza y solo hay 4 en la ciudad, probablemente tendremos muchas más opciones de que la rentabilidad del restaurante sea mayor.

Aspectos económicos a tener en cuenta

Evidentemente, montar un restaurante requiere una gran inversión. Es necesario plasmar en el plan de negocio, las cantidades estimadas a las que se tiene que hacer frente para abrir un restaurante.

Para detallar este apartado se necesitará hacer una estimación de distintas variables económicas de suma importancia en el plan de negocio de un restaurante:

  • Inversión para montar un restaurante: se trata de hacer una estimación de todos los gastos para abrir un restaurante y ponerlo a funcionar. Desde mobiliario, maquinaria, equipamientos hasta las existencias.
  • Financiación para montar un restaurante: ya que está determinado el montante necesario para echar a andar el negocio se debe determinar de dónde sacar ese importe y manejar distintas opciones: inversión propia, de terceros, créditos…
  • Previsión de gastos e ingresos al montar un restaurante: sirve para hacernos una idea de los resultados que se pueden obtener en el negocio. Los ingresos se determinan evaluando la capacidad del local y los distintos productos dentro de la oferta económica. Dentro de los gastos deben incluirse los fijos como el alquiler o nóminas y los variables como las comisiones bancarias o las pérdidas de producto. Conviene fijar distintos escenarios para evaluar las diversas opciones que pueden darse.

montar un restaurante

Dentro de este apartado hay que determinar si se va a comprar el local, lo cual representará un gasto bastante importante o si se alquilará, lo que conlleva fijar un tope máximo de presupuesto para el local del restaurante. Esta decisión se va a tomar en función de la liquidez de la que dispongas y de los riesgos que estés dispuesto a correr. No te olvides de cuantificar el gasto de obras y reformas en caso de que fueran necesarias.

Si necesitas contar con inversores externos, un plan de negocio del restaurante bien redactado y completo, será una magnífica manera de presentar tu proyecto e invitarles a ser parte de él. Puedes acudir a una asesoría de hostelería para que te ayuden en este paso.

Puesta en marcha del local

La ubicación del local está íntimamente relacionada con la rentabilidad del restaurante. Es un factor relevante para determinar el éxito, por lo que no se debe tomar a la ligera.

Del estudio económico del paso anterior, hemos destinado una partida al local. Tanto si queremos compra como alquiler, conviene no salirse de lo presupuestado para no empezar ya el proyecto de abrir un restaurante con los números en contra.

Lo ideal es tener un local en una zona transitada, cercano a lugares de interés como cines, teatros o museos y de fácil aparcamiento o bien comunicado con transporte público. Consulta si existen restricciones en materia de ordenanzas municipales que puedan afectarte como el horario para los camiones de mercancía o los horarios de apertura nocturna.

montar un restaurante

En cuanto al local en sí, lo primero de todo es asegurarte de que esté libre de cargas como sanciones o embargos. Si un local de hostelería ha sido traspasado unas 20 veces, empieza a olerte que ahí pasa algo.

El local debe responder a las expectativas que tenemos creadas para nuestro público objetivo. Ellos son los que van a determinar el tipo de local, su estética o el ambiente, por lo que es importante acertar.

Estrategia comercial al montar un restaurante

Es el momento de determinar el componente principal para montar un restaurante: las acciones de venta.

Dentro de la estrategia de producto, hay que identificar la oferta gastronómica con la que se va a trabajar y otros aspectos de su presentación:

  • Configuración del menú: Lo ideal es tener algo de todo, pero en un menú sencillo. Como veremos en la estrategia de precios. Dentro de la importancia del producto se trata de determinar el modo de elaborarlo y de cuidar la presentación del mismo para que resulte atractivo al comensal. La consultoría gastronómica tiene mucho que decir en este punto.
  • La calidad del producto: la elección de los proveedores y, por tanto del género que manejan, debe de ser analizada. Interesa encontrar la mejor relación calidad-precio, pero también influyen otros factores como la periodicidad de las entregas, la capacidad de abastecimiento o la presentación del género.
  • El local: las instalaciones, junto con la oferta gastronómica, conforman un todo. Ambos elementos deben ir en consonancia, por ello la decoración, el ambiente o la iluminación deben estar pensados para conseguir armonía en el conjunto.

montar restaurante

En la parte de la estrategia de precios al montar un restaurante, toca hacer números a partir de los platos que conforman el menú. Para determinar el menú que se servirá en el restaurante, se deben tener en cuenta los márgenes de beneficio de los platos ofertados. No se trata de tener un menú muy extenso que derivaría en grandes costes de aprovisionamiento y, además, complicaría el trabajo.

Para determinar los precios de los platos, además del coste de los ingredientes de los proveedores, debes tener en cuenta que se debe incluir una parte correspondiente a los costes que se soportan al montar un restaurante, como alquileres o nóminas y, también, establecer un margen de beneficio.

La estrategia de marketing se ocupará de dar a conocer el negocio, es una parte esencial al montar un restaurante mientras no funcione el boca a boca. Aquí podemos englobar muchas acciones como publicidad en medios tradicionales, buzoneo con panfletos o acciones en el ámbito online como la gestión de las redes sociales o publicidad de pago en el entorno digital.

Dentro del marketing que se puede aplicar a la hora de montar un restaurante, además de lo comentado anteriormente, hay muchos aspectos que influyen, como promociones en el punto de venta o incluso el diseño de carta, que es un factor muy importante, al ser la tarjeta de presentación del negocio, no se debe tomar a la ligera su diseño.

Recursos Humanos necesarios para abrir un restaurante

Al abrir un restaurante, probablemente, se necesitará contratar personal. Esta necesidad vendrá determinada en función de los horarios de apertura al público, los descansos del personal o el volumen de trabajo del restaurante.

Si te has adentrado en la aventura de montar un restaurante puede que aún no cuentes con la información necesaria para determinar estas cuestiones. Además, la rentabilidad del restaurante al comienzo es escasa, por lo que la contratación de personal puede hacerse más necesaria con el paso del tiempo, según se vaya asentando el negocio dentro del sector.

De todos modos, para contratar personal ten en cuenta que, más importante que la formación, es que cuenten con los permisos necesarios para llevar a cabo las tareas encomendadas de acuerdo con las distintas normativas establecidas, como puede ser el carnet de manipulador de alimentos.

montar un restaurante

Comienzo de la actividad productiva

El local elegido debe ser acondicionado para poder montar el restaurante con todos los requisitos en regla. La burocracia para abrir un restaurante incluye el cumplimiento de cuestiones como:

  • Licencia de actividad en regla.
  • Adopción e instalación de medidas de seguridad.
  • Salida de humos reglamentaria.
  • Estar al día en el cumplimiento de la normativa en materia sanitaria y de higiene.
  • Estar al día en la normativa de accesibilidad para personas de movilidad reducida.
  • Cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales.
  • Otros factores como puede ser el pago de un canon por el hilo musical.

Una vez que se cierre este plan de negocio para montar un restaurante, ya estaría todo preparado para empezar la aventura hostelera.

Si ves que este plan de negocio para abrir un restaurante te resulta complicado o simplemente quieres desentenderte, desde Citric Consultores podemos ayudarte a montar tu restaurante. Nuestra experiencia dentro del sector de la hostelería, nos permite asesorarte y ocuparnos de echar a andar tu negocio para hacerte más sencilla tu andadura en el mundo hostelero.

Recommended Posts
Comments
pingbacks / trackbacks

Leave a Comment

*